Jueves, 27 Diciembre 2018 23:06

Cómo el ejercicio afecta tu cerebro

Escrito por

 

Cómo el ejercicio afecta tu cerebro

 

El ejercicio afecta al cerebro de muchas maneras. Aumenta la frecuencia cardíaca, que bombea más oxígeno al cerebro. Ayuda a la liberación de hormonas que proporcionan un excelente ambiente para el crecimiento de las células cerebrales. El ejercicio también promueve la plasticidad cerebral al estimular el crecimiento de nuevas conexiones entre las células en muchas áreas corticales importantes del cerebro. La investigación de UCLA incluso demostró que el ejercicio aumenta los factores de crecimiento en el cerebro, lo que facilita que el cerebro crezca nuevas conexiones neuronales.


Desde una perspectiva más placentera, los mismos efectos antidepresivos asociados con la "intensidad del corredor" se han correlacionado con una disminución de las hormonas del estrés. Un estudio de Estocolmo mostró que el efecto antidepresivo de correr también se asoció con un mayor crecimiento celular en el hipocampo, un área del cerebro responsable del aprendizaje y la memoria. El estudio llegó a decir: "Por lo tanto, la supresión de la proliferación celular en el hipocampo podría constituir uno de los mecanismos que subyacen a la depresión, y la actividad física podría ser un antidepresivo eficaz".


Algunos beneficios :


1. El ejercicio aumenta la memoria
La parte del cerebro que responde fuertemente al ejercicio aeróbico se llama hipocampo. Dado que el hipocampo está en el centro de los sistemas de aprendizaje y memoria del cerebro, este hallazgo explica en parte los efectos de la mejora de la capacidad cardiovascular que mejoran la memoria.


2. El ejercicio aumenta la concentración
El ejercicio puede ayudarte a concentrarte y permanecer en la tarea por más tiempo. Durante un estudio en Holanda , intercalaron conferencias con entrenamientos de estilo aeróbico de 20 minutos de duración y encontraron que mejoró la capacidad de atención de los estudiantes. Luego, un gran ensayo controlado aleatorio en los EE. UU. Examinó los efectos de las clases deportivas diarias que abarcaban todo el año escolar. Los estudiantes se pusieron en forma, pero también mejoraron en tareas múltiples, ignorando distracciones y procesando información compleja.


3. El ejercicio mejora la salud mental
Todos hemos escuchado (o experimentado) la emoción del corredor, el sentimiento de felicidad y claridad que a menudo sigue al ejercicio, bueno, es real. Incluso se ha observado en ratones y la evidencia apunta a un disparo placentero y para matar el dolor del sistema endocannabinoide (también conocido como el receptor psicoactivo para el cannabis).


La ciencia también respalda cada vez más la afirmación del yogui de la "respuesta de relajación". Un estudio de 2010 titulado La reducción del estrés se correlaciona con los cambios estructurales en la amígdala y pone a los participantes a través de ocho semanas de práctica diaria de yoga y meditación. El estudio concluyó que "... los participantes informaron una reducción significativa del estrés percibido.

 

"Las reducciones en el estrés percibido se correlacionaron positivamente con las disminuciones en la densidad de la materia gris de la amígdala basolateral derecha".


Los investigadores declararon que el ejercicio parecía tan efectivo como los medicamentos antidepresivos y los tratamientos psicológicos.
Otro estudio que muestra el ejercicio como una forma de superar la depresión es el metaanálisis de 2013 que informó que el ejercicio (aeróbico y de levantamiento de pesas) fue "moderadamente eficaz" en el tratamiento de los síntomas depresivos. De particular interés es que los investigadores declararon que el ejercicio parecía tan efectivo como los medicamentos antidepresivos y los tratamientos psicológicos.

Fuente:
https://www.scientificamerican.com/article/how-exercise-affects-your-brain/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+sciam%2Fmind-and-brain+%28Topic%3A+Mind+%26+Brain%29
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0306452206003228
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15769301
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26724833
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14625449
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19776221
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24026850

 

 

 

Lunes, 03 Diciembre 2018 18:05

¿Cómo afectan los videojuegos a nuestro cerebro?

Escrito por

¿Cómo afectan los videojuegos a nuestro cerebro?

 

Hoy cada vez vemos a más niños y adolescentes pegados a una computadora, Tablet o celular jugando algún video juego, y escuchamos muchas versiones que nos dicen que esto quemará el cerebro de nuestros hijos y generará adición. Bueno veamos algunos aspectos científicos que nos brindarán una mayor información al respecto.

 


 

En año 2013, el trastorno de los juegos de Internet se agregó al Manual de diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM), con una nota al pie de página, diciendo que se necesita más investigación sobre el tema [i] .  De manera similar, en 2018, la organización mundial de la salud (OMS) incluyó el trastorno del juego en Internet en la sección "trastornos debidos a conductas adictivas" [ii] .

Existe evidencia que sugiere que los juegos de Internet conducen a cambios en las regiones del cerebro asociadas con la adicción.  Estructuralmente, se ha demostrado que los individuos diagnosticados con trastornos de los juegos de Internet muestran un aumento en el tamaño de una región del cerebro conocida como el estriado, una región asociada con el placer, la motivación y la adicción a las drogas (Cai et al 2016 [iii] , Robbins et al. al 2002 [iv] ).

 

 

¿Los videojuegos son adictivos?

 

 En un estudio, se evaluaron dos grupos de participantes: uno con adicción a los juegos de Internet y el otro no.  Todos los participantes con trastornos de los juegos de Internet eran adictos al popular juego de rol multijugador en línea, World of Warcraft.  A los participantes se les mostró una mezcla de señales visuales, algunas asociadas con World of Warcraft y otras neutrales.  Mientras se mostraban las señales visuales, los cerebros de los participantes se escanearon para la activación cerebral utilizando una máquina de resonancia magnética funcional.  Se observó que al mostrarse señales visuales relacionadas con los juegos, los participantes con trastorno de los juegos de Internet mostraron una mayor activación de las regiones cerebrales asociadas con la adicción a las drogas, incluido el estriado y la corteza prefrontal.  Cuanto mayor sea el deseo por el juego, mayores serán los niveles de activación (Ko et al 2009 [v] ).  Estos estudios, entre otros, sugieren que los juegos son considerados trastornos adictivos no relacionados con sustancias.

 

¿Los videojuegos podrían ser buenos para el cerebro?

 

 Lo que hemos aprendido sobre cómo el cerebro responde al mundo real, se está aplicando a cómo el cerebro responde al mundo virtual.  En la famosa obra de Maguire et al (2000 [vi] ), se demostró que los taxistas de Londres mostraron un aumento en el volumen del hipocampo, una región asociada con la navegación espacial y la conciencia.  Este aumento de volumen se atribuyó a la adquisición de una representación espacial de Londres.  A raíz de esto, algunos investigadores preguntaron cómo la navegación a través de un mundo virtual puede afectar al hipocampo (procesos mentales relacionados con la memoria).  

 En uno de estos estudios, los investigadores investigaron cómo jugar Super Mario 64, un juego en el que pasas una gran cantidad de tiempo corriendo y saltando alrededor de un mundo virtual  afecta al hipocampo.  Cuando se comparó con un grupo que no entrenó en Super Mario 64, el grupo que entrenó en Super Mario 64 durante 2 meses mostró un aumento de los volúmenes del hipocampo y la corteza prefrontal.  Como los volúmenes reducidos del hipocampo y la corteza prefrontal se asocian con trastornos como el estrés postraumático, la esquizofrenia y las enfermedades neurodegenerativas, los investigadores especulan que la capacitación en videojuegos puede tener un futuro en su tratamiento (Kühn et al 2014 [vii] ) .  En otro estudio, se evaluó el impacto del entrenamiento en Super Mario 64 en el hipocampo de adultos mayores, que están particularmente en riesgo de patología relacionada con el hipocampo.  Se observó que el grupo que entrenó jugando Super Mario 64 durante 6 meses mostró un aumento en el volumen del hipocampo y mejoró el rendimiento de la memoria en comparación con los participantes que no entrenaron en Super Mario 64 (West et al 2017 [viii] ).  Entonces, parece que navegar por los mundos virtuales, así como el mundo real, puede llevar a un aumento del volumen del hipocampo y puede tener resultados positivos en la cognición.

 

 

 

¿Qué pasa con los juegos de acción?

 

Este tipo de juegos pueden llevar a un aumento de los comportamientos agresivos en quienes los practican, sin embargo no todos los investigadores están de acuerdo (Markey et al 2014 [ix] Greitemeyer et al 2014 [x] ).  Por otro lado, ¿estos juegos de acción también pueden tener efectos más positivos en las capacidades cognitivas del cerebro?  A diferencia de Super Mario 64, estos juegos requieren que el jugador responda rápidamente a los estímulos y cambie rápidamente entre diferentes armas y dispositivos para usar, dependiendo del escenario dado.  Algunas investigaciones con participantes que o bien no jugaron juegos de acción, jugaron causalmente juegos de acción o tenían experiencia en juegos de acción fueron evaluados en cuanto a capacidades de atención visual, observando los investigadores que aquellos que jugaban juegos de acción mostraron una codificación significativamente mejor de la información visual en la memoria a corto plazo, dependiendo de su experiencia de juego, en comparación con los que no lo hicieron (Wilms et al 2013 [xi] ). 

 Entonces, quizás los padres no deberíamos de preocuparnos tanto, pero si deberíamos de tener cuidado en escoger el tipo de juego y el tiempo que nuestros hijos se la pasan jugando ya que esto puede generar algún tipo de adicción.

 

Referencias 

[i] American Psychiatric Association, 2013. Manual de diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM-5®) .  American Psychiatric Pub 

[ii] Organización Mundial de la Salud [OMS].  2018a.  Borrador ICD-11 beta - Estadísticas de mortalidad y morbilidad.  Trastornos mentales, del comportamiento o del desarrollo neurológico. 

[iii] Cai, C., Yuan, K., Yin, J., Feng, D., Bi, Y., Li, Y., Yu, D., Jin, C., Qin, W. y Tian, J., 2016. La morfometría del estriado se asocia con déficits de control cognitivo y la gravedad de los síntomas en el trastorno de los juegos de Internet. Imágenes y comportamiento cerebral , 10 (1), pp.12-20. 

[iv] Robbins, TW y Everitt, BJ, 2002. Sistemas de memoria límbico-estriatal y adicción a las drogas. Neurobiología del aprendizaje y la memoria , 78 (3), pp. 625-636 

[v] Ko, CH, Liu, GC, Hsiao, S., Yen, JY, Yang, MJ, Lin, WC, Yen, CF y Chen, CS, 2009. Actividades cerebrales asociadas con el impulso del juego de la adicción al juego en línea. Revista de investigación psiquiátrica , 43 (7), pp. 739-747 

[vi] Maguire, EA, Gadian, DG, Johnsrude, IS, Good, CD, Ashburner, J., Frackowiak, RS y Frith, CD, 2000. Cambio estructural relacionado con la navegación en el hipocampo de los taxistas. Actas de la Academia Nacional de Ciencias , 97 (8), pp.4398-4403. 

[vii] Kühn, S., Gleich, T., Lorenz, RC, Lindenberger, U. y Gallinat, J., 2014. Jugar Super Mario induce la plasticidad estructural del cerebro: cambios en la materia gris que resultan del entrenamiento con un videojuego comercial. Psiquiatría molecular , 19 (2), p.265. 

[viii] West, GL, Zendel, BR, Konishi, K., Benady-Chorney, J., Bohbot, VD, Peretz, I. y Belleville, S., 2017. Jugar Super Mario 64 aumenta la materia gris del hipocampo en adultos mayores . PloS one , 12 (12), p.e0187779. 

[ix] Markey, PM, Markey, CN y French, JE, 2015. Videojuegos violentos y violencia en el mundo real: la retórica frente a los datos. Psicología de la cultura de los medios populares , 4 (4), p.277 

[x] Greitemeyer, T. y Mügge, DO, 2014. Los videojuegos sí afectan los resultados sociales: una revisión meta-analítica de los efectos de los videojuegos violentos y prosociales. Boletín de Personalidad y Psicología Social , 40 (5), pp.578-589. 

[xi] Wilms, IL, Petersen, A. y Vangkilde, S., 2013. Los videojuegos intensivos mejoran la velocidad de codificación a la memoria visual a corto plazo en adultos jóvenes varones. Acta psychologica , 142 (1), págs. 108-118 

 

 

Tomado del artículo de By Shireene Kalbassi and Edited By Lauren & Monika publicado en el portal The Brain Domain

 

 

En los últimos meses, los peruanos hemos sido bombardeados con una gran cantidad de publicidad respecto al Mundial de Rusia 2018. Las marcas se han esforzado por lanzar campañas que cautiven e interesen al público peruano (hinchas). Más aún después de que la selección nacional consiguiera la clasificación después de décadas. Por otro lado, el caso de la suspensión de Paolo Guerrero –capitán del equipo peruano- también dejó muchas emociones a flor de piel en los hinchas. Y en una época en que el marketing de emociones viene cobrando relevancia por sus resultados, conversamos con Eduardo Laredo, director de Neuroinvestigaciónn de Neurom –empresa especializada en neuromarketing- para que nos hable sobre qué ocurre en el cerebro de los fanáticos del futbol en una época como esta.

En la actualidad, la gran cantidad de información a la que están expuestos los consumidores han hecho necesario desarrollar una nueva forma de marketing, que no tenga como objetivo principal –al menos de forma evidente- vender productos, sino llegar a calar en la mente del público a través de emociones: el marketing de emociones. El cada vez más frecuente uso del storytelling es una prueba de ello. Pero desarrollar este tipo de Marketing, necesita de algo mucho más complicado: conocer a profundidad las emociones y sentimientos del target. Lo que ya es posible a través de la neurociencia. De esta forma, nace el neuromarketing. Para conocer más sobre el tema, conversamos con Eduardo Laredo, director de Neuroinvestigaciónn de Neurom –empresa especializada en neuromarketing.

El 1 de diciembre del 2012 fue el día en el que Enrique Peña Nieto asumía el mandato presidencial en México. Podríamos decir que fue el primer presidente de una nación de habla hispana en ganar una elección presidencial al aplicar las estrategias recomendadas por una agencia de comunicaciones que usó el neuromarketing para tal fin (se dice que Obama fue el primero en el mundo). A partir de ahí muchos candidatos en todo el mundo lo hacen silenciosamente. No porque esté mal, sino por los paradigmas creados en torno a la aplicación de las neurociencias y el neuromarketing a una actividad que ya de por si es vista de reojo. ¿Será que, en general, el branding de un candidato -presidencial, municipal, congresal o de cualquier tipo- esté venido a menos de un tiempo a esta parte? ¿Y qué, muchos de los asesores de estos candidatos han encontrado en estas disciplinas una oportunidad para un “lavado de cara urgente y necesario”? Como fuera el caso, ¿si el neuromarketing hoy logra descubrir las reales razones emocionales y cognitivas tanto subconscientes como racionales por las cuales las personas se conectan con las marcas, y si los candidatos pueden manejarse como marcas-personas, entonces, por qué el neuromarketing no podría hacer la misma tarea con ellos de manera eficiente y eficaz, con el plus de hacerlo éticamente? La respuesta es, si puede. Ya lo hizo. Y lo seguirá haciendo. Lo importante en el mundo comercial no es conseguir que una marca sea número uno en su categoría, sino que se mantenga así por muchísimos años en la mente de los clientes y consumidores sin defraudarlos. El neuromarketing aporta herramientas para recomendar estrategias innovadoras y efectivas sostenidas en el tiempo. No sólo puede hacer que un candidato gane una elección. Puede hacer que las labores de éste ya como presidente, por ejemplo, estén alineadas con el sentir de su pueblo y si se encuentra una desviación, proponer correctivos inmediatos. No estamos hablando de medidas populistas. Estamos refiriéndonos a acciones que sean percibidas como de valor por la propia población (en una analogía al target de una marca). El neuromarketing (apoyado en la neurociencia) puede intervenir para recomendar el mejor mensaje (percepción):

 

Dialogamos con Julio Díaz, Director de Neuroinvestigación en Neurom, quien con motivo del Workshop sobre Neuromarketing Aplicado que brindarán en Expo Markting & Eventos 2018, nos hablaron acerca del rol que cumple el neuromarketing en los procesos de compra y cómo ayudan los diversos métodos científicos y experimentales para determinar el comportamiento del público ante una marca.

 

¿Qué es el neuromarketing y por qué es importante considerarlo dentro de una estrategia de marketing?

El Neuromarketing es una metodología de investigación de mercado, en donde se unen la neurociencia, la psicología, la biología. la antropología y el marketing. Es una nueva disciplina a nivel mundial que conjuga los conocimientos de las neurociencias -como son la neurología, neurofisiología y la psicología– y del marketing, economía, antropología, biología, sociología, inclusive de la semiótica, con la finalidad de ayudar a las organizaciones de toda índole (empresas, emprendimientos, entes sociales, políticos y demás) a ser más eficientes y eficaces en sus procesos de relación con la humanidad, y digo humanidad porque a partir de esta conjunción, se empezó a tratar al cliente como persona, como ser humano, y no sólo como un simple elemento económico-financiero del antiguo marketing-mix. Julio Díaz. Director de Neuroinvestigación La importancia entonces radica en esto último, en que gracias al neuromarketing se entendió que el cliente es un cúmulo de emociones (chocolate por la noticia) y que éstas comandan cualquier tipo de decisión que haga hasta en un 85%, dejando el saldo a la parte racional, al final del proceso de decisión. Esto ya se sabía, por eso las empresas de vanguardia a nivel mundial, como la Coca-Cola, dirigen sus campañas desde siempre a la parte emocional (“La chispa de la vida”, “Felicidad”), pero no sabían el cómo ni el por qué el ser humano reaccionaba así. Hoy en día ya lo sabemos.

 

¿Nos creerías si te decimos que hoy en día podemos averiguar -sin necesidad de preguntarle nada a un adolescente que está por terminar el colegio- para qué carrera (o carreras) muestra inclinaciones, sólo con descubrir lo que su “subconsciente está pensando”? Pues, “believed or not”, ¡Es cierto! Y esa tecnología ya está entre nosotros los mortales. Déjame explicarte como funciona: Nos basamos, primero, en lo que nuestro cerebro subconsciente (el complejo límbico-reptiliano como lo llamo Paul MacLean o el sistema 1 como lo llama Daniel Kahneman) nos dice, en su propio lenguaje, los impulsos eléctricos cerebrales (ondas cerebrales) que se generan a partir de ser expuesto a cierto estímulo; y segundo, en las emociones que se generan al ser expuestos al mismo estímulo. Nuestro método puede detectar hasta siete conjuntos de emociones.

 

Para el caso, a todo este proceso lo hemos llamado Neuro Test Vocacional. ¿Cómo funciona? Simplemente, elaboramos un video con imágenes totalmente proyectivas que transporten mentalmente (y subconscientemente claro está) al cerebro del participante, que desea saber qué carrera estudiar, a escenarios futuros desempeñando tal o cual trabajo y en la escena donde muestre picos elevados de dos métricas: atención/relajación y emoción positiva, es donde precisamente encontraremos altas posibilidades de que sea esa la profesión que finalmente hará que “se sienta realizado y feliz”, porque es la pasión de su vida.

 

Este proceso es corroborado con una técnica psicológica proyectiva especialmente elaborada que culmina nuestro proceso. Los métodos tradicionales de estudio de mercado apelan a respuestas racionales y sesgadas (nos referimos a encuestas y grupos focales), y ya está demostrado con cientos de ejemplos de la vida real que no solo generan respuestas falsas y erróneas, sino que llevan a tomar decisiones con resultados lamentables.