En la actualidad, la gran cantidad de información a la que están expuestos los consumidores han hecho necesario desarrollar una nueva forma de marketing, que no tenga como objetivo principal –al menos de forma evidente- vender productos, sino llegar a calar en la mente del público a través de emociones: el marketing de emociones. El cada vez más frecuente uso del storytelling es una prueba de ello. Pero desarrollar este tipo de Marketing, necesita de algo mucho más complicado: conocer a profundidad las emociones y sentimientos del target. Lo que ya es posible a través de la neurociencia. De esta forma, nace el neuromarketing. Para conocer más sobre el tema, conversamos con Eduardo Laredo, director de Neuroinvestigaciónn de Neurom –empresa especializada en neuromarketing.

Publicado en Neurociencias